LA PLATA,. (De la corresponsalía de AGENHOY).- Después de varias jornadas de tire y afloje, el Senado y la Cámara de Diputados bonaerense oficializaron ayer el llamado a sesiones extraordinarias para este jueves. Ese día, la Legislatura bonaerense podría sancionar los proyectos de Presupuesto y Ley Impositiva, cuyo tratamiento disparó una extensa pulseada con los legisladores del peronismo.

“Espero que el día jueves la Provincia tenga su Presupuesto para que podamos transformar la enorme deuda que tenemos en recursos”, dijo ayer la gobernadora María Eugenia Vidal, en una declaración que reveló las expectativa del Ejecutivo en torno a la posibilidad de cerrar un acuerdo con el peronismo.

En un mensaje enviado a la oposición, Vidal advirtió que “aprobar el Presupuesto no es aprobarle el Presupuesto a Cambiemos” sino “a los 16 millones de bonaerenses”.

Las negociaciones tuvieron ayer otra jornada clave. En la sede porteña del Bapro, el ministro de Gobierno Federico Salvai y su par de Economía Hernán Lacunza recibieron a una comisión de legisladores e intendentes peronistas.

Antes de esa cumbre, Lacunza se reunió en la Casa Rosada con el ministro del Interior Rogelio Frigerio, a quien brindó información sobre la marcha de las negociaciones con el peronismo.

El encuentro en el Bapro sirvió para ultimar los detalles del acuerdo sobre el que trabajan desde la semana pasada y que tiene dos ejes centrales: la reducción del monto del endeudamiento que se autorizará para 2016 y los fondos que llegarán a los municipios a través de distintos mecanismos.

Si bien no se brindaron datos oficiales sobre los números que se manejaron en la reunión de ayer, trascendió que la decisión es reducir el monto original del endeudamiento de los 98 mil millones de pesos contenidos en el proyecto enviado por Vidal a las cámaras a unos 50 mil millones de pesos, de los cuales entre 10 y 15 mil millones serán destinados a obras en los municipios.

Con todo, la cifra exacta que se incluirá en el proyecto final todavía no fue acordada.

De la reunión participaron los intendentes Alberto Descalzo, Mariano Cascallares, Eduardo Bucca, Juan Pablo de Jesús, Gabriel Katopodis, Fernando Gray y Martín Insaurralde y los legisladores Fernando “Chino” Navarro, Walter Abarca, Héctor Vitale, Juan Manuel Pignocco, Marina Moretti, Mónica Macha y Patricio García.

Descalzo señaló en diálogo con la prensa que “la reunión fue muy positiva” y dijo que esperan que entre hoy y mañana se convoque a una nueva ronda de negociación para intentar acercar posiciones, pese a que no quisieron dar detalles sobre los números que manejan desde ambos sectores.

Las negociaciones se reabrieron la semana pasada luego de las escandalosas sesiones de fines de diciembre, cuando el bloque de diputados del Frente para la Victoria se negó a último momento a prestar los votos para sancionar los proyectos en rechazo al nivel de endeudamiento pedido por el Ejecutivo.

A la nueva instancia de diálogo se sumaron intendentes peronistas que buscaron fomentar un acuerdo que incluya el envío de fondos a las comunas a través de diversos mecanismos, como la afectación de parte del endeudamiento a obras, por coparticipación y en concepto de la cancelación de obligaciones impagas que mantiene la Provincia con los distritos.

De sancionarse los proyectos, también quedará firme el aumento en el Impuesto Inmobiliario, de entre un 20 y un 30 por ciento.

Ezequiel Bértola