El Coordinador General del medio, dijo que nuestro ADN, más allá de la descendencia europea, está cruzado por genes de nuestros paisanos, de los aborígenes de la tierra americana y de ahí viene el sentir de «ser hermanos».

«No hay un continente tan increíble como este donde nos podamos trasladar de un lado por el otro y entendernos hablar el mismo idioma», explicó.

En este sentido, introdujo una reflexión sobre el golpe de Estado producido en Bolivia y afirmó que «los militares fueron creados para la defensa de los pueblos y no para interrumpir la democracia».

Sobre este punto, agregó Zarlenga que «la salida en América y en todos los países del mundo es más democracia. Quizás no sea el sistema más óptimo que da respuesta a todos los reclamos, pero es el que tenemos y es el mejor, y los pueblos saben la tragedia que implica lamentar sus muertos», aseguró. «Que Bolivia encuentre su rumbo ante este golpe de Estado, como lo califican varios representantes de la región», deseó, al tiempo que recordó el famoso poema de Bertolt Brecht que compartimos:

Primero se llevaron a los judíos, pero como yo no era judío, no me importó.
Después se llevaron a los comunistas, pero como yo no era comunista, tampoco me importó.
Luego se llevaron a los obreros, pero como yo no era obrero tampoco me importó.
Más tarde se llevaron a los intelectuales, pero como yo no era intelectual, tampoco me importó.
Después siguieron con los curas, pero como yo no era cura, tampoco me importó.
Ahora vienen a por mí, pero ya es demasiado tarde.

«Todos deseamos paz sin violencia y democracia en esta América en donde podemos entender todas nuestras voces  con un origen común, sin discriminación y en el respecto y unión entre hermanos», concluyó.

Escucha el audio completo:

NG