La cifra se desprende de un informe elaborado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y de acuerdo con estos números, nuestro país posee una de las tasas más bajas de enfermeros por habitante en la región.

Según la OPS en 2018, Argentina posee una de las tasas más bajas de enfermeros por habitante en la región con 4,24 enfermeros cada 10.000 habitantes, mientras que Chile tiene 22 cada 10.000; Uruguay 18,9; Paraguay 14,6; Brasil 7,1 y Bolivia 5,1. Entre los países que poseen mayor cantidad de enfermeros se encuentran Estados Unidos con 111,4 enfermeros cada 10.000 habitantes y Canadá con 106,4.

Eduardo Arellano, licenciado en enfermería dialogó con la 97.7 FM y expuso la realidad que atraviesan estos profesionales de la salud.  “La situación es muy mala”, aseguró.

“Las variables que atraviesan a la enfermería  son un salario por debajo de la línea de la pobreza, no reconocimiento de la actividad insalubre que desarrollamos, no tenemos un organismo que controle la actividad, ni siquiera cuando existía el Ministerio de Salud , no somos reconocidos como profesionales y actualmente no existen políticas públicas donde nosotros podamos realizar nuestras actividades con la población”, contó el enfermero.

En ese sentido, Arellano expresó que  cuando  se observan todas estas dificultades, la conclusión a la que llegan es “que no es una profesión atractiva para los jóvenes”.

“Incluso aquellos que eligen la profesión, según datos Programa Nacional de Formación de Enfermería (PRONAFE) y el ministerio de Educación, cuentan que el 80 % abandonan la carrera antes de terminarla”, agregó.

Escucha la nota completa:

NG