El mismo número también consideran que las medidas económicas anunciadas tienen objetivos electorales y no solucionarán los problemas.

Para colmo, una mayoría no creyó en el pedido de disculpas después de los exabruptos de esa conferencia de prensa del lunes.

Las conclusiones surgen de una encuesta realizada por el Centro de Estudios de Opinión Pública (CEOP), que lidera Roberto Bacman. En total se entrevistaron 1695 personas de todo el país, respetando las proporciones por edad, sexo y nivel económico-social.

Las entrevistas fueron telefónicas por lo que los datos inclusive subrepresentan a los jóvenes y a los humildes, dos franjas en las que Fernández-Fernández lograron las mayores ventajas respecto de Macri-Pichetto. Pero el objetivo fue sondear, de manera rápida, como cayeron los movimientos presidenciales posteriores al domingo.

Los datos de la encuesta demuestran que los pasos y mensajes del oficialismo fueron muy equivocados. El Presidente dejó pésimas sensaciones aún entre quienes no votaron a FF. Basta advertir que en casi todas las preguntas, los niveles de rechazo son cercanos al 60 por ciento, lo que indica que están muy por encima del 47 por ciento que consiguió la fórmula opositora.

Como era de esperar, la conferencia de prensa del lunes cayó muy mal. El mandatario salió a la cancha desencajado y echándole la culpa de la derrota y del aumento del dólar a la oposición, algo así como echarle la culpa al equipo ganador cuando el propio perdió por goleada.

Para colmo, hay una mayoría (54 por ciento) que cree que Macri no entendió el mensaje de las urnas, es decir que el Presidente seguía lejos de la realidad de las familias que no llegan a fin de mes, que no pueden pagar las tarifas, que sufren el cierre de negocios y empresas, entre muchas otras consecuencias de la política económica.

«El golpe fue tan duro y tal vez inesperado –señala Bacman–, que las reacciones del propio Presidente el día después dejaron al descubierto que él y su equipo de gobierno no estaban preparados para una derrota de tal magnitud».

Agenhoy