El Consejo Local para la Protección y Promoción de Derechos de Niñas, Niños y Adolescente formuló la petición ante el municipio e interpeló al intendente Martiniano Molina.

Es ante la ausencia de intervenciones estatales para revertir situaciones de vulnerabilidad que afectaron a la población quilmeña durante los últimos años.

Representantes de la mencionada entidad entregaron una carta -tanto en la intendencia como en el Concejo Deliberante- donde instaban a la aplicación de los mecanismos imprescindibles para fortalecer el Servicio Alimentario Escolar mediante partidas presupuestarias distritales, consolidar líneas de acción destinadas a comedores barriales más incrementar la distribución de leche a través de las Unidades Sanitarias u organismos estatales pertinentes.

“Describimos una realidad triste ante las autoridades que nos recibieron, contándoles que los niños regresaban a la escuela con hambre tras el fin de semana. Una situación idéntica ocurría en los merenderos porque ninguna institución lograba satisfacer la demanda”, relató Viviana Buscaglia, integrante de la delegación que protagonizó el encuentro con funcionarios y ediles.

Posteriormente, reveló que acordaron presentar un proyecto de ordenanza durante la reunión entre los titulares de los diferentes bloques políticos el lunes 26 de agosto e instrumentar su votación en el parlamento distrital en una futura sesión extraordinaria.   

AgenHoy Digital