En provincia de Buenos Aires, Fernández obtuvo el 50,66% de los votos contra el 29,88% de la fórmula Macri, mientras que la fórmula del Frente de Todos para la gobernación, Kicillof- Magario se impuso con el 49,34% frente a la gobernadora Vidal, que alcanzó el 32,57%.

Otro dato a tener en cuenta es que durante los casi cuatro años del macrismo, tanto a nivel nacional como provincial, el sector agropecuario no supo consolidar un espacio fuerte en el ámbito legislativo.

En las localidades bonaerenses de mayor actividad agrícola y ganadera se impuso el oficialismo. En localidades como Pergamino, en el corazón de la zona núcleo, la fórmula Vidal-Salvador cosechó el 48,9% de los votos mientras que Frente de Todos logró el 38,8%.

En la quinta sección electoral, en donde se concentra la mayor producción triguera argentina, localidades como Balcarce y Tandil, Vidal obtuvieron el  50,4% y 47,8% de los votos, respectivamente, mientras que en Tres Arroyos el Frente de Todos alcanzó un 47,6% unos seis puntos por encima del oficialismo.

En municipios de perfil más ganadero, como el caso de Saladillo, el oficialismo obtuvo un 53% para la gobernación.  Hubo algunas sorpresas, como Chacabuco, en donde el candidato a gobernador del Frente de Todos, Axel Kicillof obtuvo el 48,7% y aventajó en casi 6 puntos a Juntos por el cambio o Junín, en donde lograron 45,6%,  por dos puntos y medio.

Fuente: Infocielo

LF