Desde el Partido Justicialista argumentan que “la implementación del servicio contratado lesiona, restringe y altera en forma actual e inminente derechos y facultades de los partidos políticos”.

El PJ presentó una medida de amparo cautelar, en la que exige el apartamiento inmediato de la empresa Smartmatic, encargada de la carga digital de datos de los escrutinios, del proceso electoral en las PASO, en las generales y en la eventual segunda vuelta.

Además, solicitan a la Justicia Federal que designe interventores veedores judiciales «para presenciar todos los procesos técnicos de escrutinio el día de la elección y para la realización de auditorías posteriores, y que obligue al Gobierno Nacional a cumplir lo exigido por la CNE”.

Creen que la implementación de los servicios de dicha empresa afecta el acceso de toda la ciudadanía a la información y a la participación en una elección transparente, por lo que exigen «se deje sin efecto la aplicación del proceso de digitalización de los telegramas de escrutinio de cada mesa, transmisión y contabilización de los resultados provisorios».

Agenhoy