El Ministerio de Seguridad describió el plan estipulado para custodiar los cruces internacionales durante el desarrollo de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias: reforzaron los controles fronterizos del norte del país, a lo largo de 2.000 kilómetros desde La Quiaca hasta Puerto Iguazú.

El denominado “Operativo de Control Fronterizo para las Elecciones PASO 2019” posibilitó la ejecución de exhaustivos “controles en el ingreso al país de personas, vehículos y transportes de pasajeros con el objetivo de garantizar el escrutinio con total normalidad”, informó la mencionada cartera gubernamental.

La Secretaría de Seguridad -a cargo de Eugenio Burzaco- y la Subsecretaría de Control y Vigilancia de Fronteras -en manos de Matías Lobos- fueron designadas para coordinar las acciones. El procedimiento abocó a 12.659 efectivos de las fuerzas federales para vigilar todo el territorio nacional.

Destinaron 7.684 miembros de Gendarmería, 4.451 de Prefectura, 383 de Policía Federal y 141 de la Policía Aeroportuaria y 627 móviles para aplicar un plan de vigilancia en la línea de frontera “con un fuerte foco en la prevención” con una misión: evitar la posible circulación de personas a través de zonas no habilitadas.

Indicaron que durante esa jornada “no aceptarán aperturas extraordinarias de pasos y respetarán los horarios habituales”. Además, “las Fuerzas de Seguridad prestarán especial atención a los ingresos realizados los días previos a las elecciones y durante el día de las PASO, para evitar incidentes o cruces sin registro”, detalló el Ministerio.

AgenHoy Digital