Además, según informó hoy el Gobierno de la Ciudad, para no ser indigente, se necesitaron $15.043.

La canasta total pasó a costar $30.914, $768 más que en mayo, para el mismo grupo familiar, integrado por una mujer y un varón de 35 años, ambos económicamente activos y propietarios de la vivienda, con dos hijos varones de 9 y 6 años.

El costo de la canasta básica alimentaria subió 2,2% en junio respecto de mayo, unos $330, indicó la Dirección General de Estadística y Censos porteña.

Además, según informaron, una familia tipo se ubica en la categoría de «No pobres vulnerables» si su ingreso total mensual se ubica entre $30.914 y $39.007.

El mismo grupo familiar pertenece al «sector medio frágil» si tiene ingresos de $ 39.007 a $ 48.758, y al «sector medio-clase media», con ingresos de $ 48.758 a $ 156.028 por mes.

Melisa Delgado Niglia