Ana Oropeza, de la Asociación Sonrisas Que Iluminan indicó que debido a la crisis económica que atraviesa el país, los progenitores deben “pelear muchos” para conseguir remedios, sillas de ruedas o acceder a terapias, que necesitan los niños.

“El tema obras sociales, hoy está muy complicado”, dijo la mamá de Fabricio un niño que tuvo la patología y falleció a los 16 años.  Y Agregó: “Antes se solucionaba con un recurso de amparo, ahora las obras sociales se manejan y no te dan lo que te tienen que dar, pero toda esta problemática vino con el cambio de Gobierno”.  

Sonrisas Que Iluminan   son un grupo de padres de niños con diferentes discapacidades, que se juntaron “con el objetivo de sacarles una sonrisa y socializarlos con otros niños, apostando a la integración”.

“Buscamos que los niños aprendan a relacionarse de manera natural, aceptando al otro con sus diferencias ya que todos somos diferentes. Fortaleciendo así la idea de la inclusión y solidaridad para que de adulto no tenga las barreras que tenemos hoy nosotros”, dicen sus fundamentos.

Escucha la   conmovedora historia  Ana Oropeza y el trabajo que realizan  en la organización:

NG