Por Melisa Delgado Niglia.

Así lo expresó en diálogo con AgenHoy el secretario General de Suteba, Roberto Baradel, en el marco del reclamo por parte del Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB), que nuclea a los principales gremios de maestros de la provincia de Buenos Aires, en torno a la aplicación de la actualización “mensual” respecto a la cláusula gatillo para que sus sueldos no pierdan poder adquisitivo.

“Ante la crisis económica provocada por la implementación de políticas que profundizan aún más la pérdida del poder adquisitivo de nuestro salario, el FUDB reclama la actualización mensual de la cláusula gatillo; la actualización de asignaciones familiares, inversiones y obras urgentes de infraestructura escolar, aumento de cupos y de los montos del Servicio Alimentario Escolar y a nivel nacional aumento del Fondo Nacional de Incentivo Docente (Fonid)”, precisó un comunicado del frente gremial.

En esa línea, el secretario General del Sindicato Unificado de los Trabajadores de la Educación de la Provincia de Buenos Aires (Suteba), Roberto Baradel, dijo en diálogo con AgenHoy,  que “después de una lucha muy importante y larga, conseguimos que el gobierno acepte la firma de la cláusula de actualización automática. Esto significa que todos los aumentos por inflación, tienen que ser trasladados automáticamente a los salarios docentes” y agregó: “Pero quedó establecido como método de actualización automática cada tres meses y nosotros entendemos que en lugar de ser trimestral, debería ser mensual ante la crisis que se ha generado en estos últimos días. Por eso le reclamamos eso a María Eugenia Vidal además de la actualización de las asignaciones familiares. Reclamamos por escuelas seguras, dignas y la reparación del gas”.

Los gremios que integran el FUDB, entre ellos la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), el Suteba y Udocba, destacan en la nota que “la política económica de (Mauricio) Macri y (María Eugenia) Vidal está generando la dramática devaluación de nuestra moneda sufrida esta semana, lo que conlleva un nuevo escenario aún más grave para la supervivencia de los/as trabajadores/as y una grave pérdida en el poder adquisitivo de nuestro salario”.

Además, Baradel señaló la resolución respecto a una serie de peticiones al gobierno provincial: “Nos preocupa muchísimo el tema de los comedores escolares. La cifra de $27 no alcanza y quedó pulverizada después de la devaluación. Entonces estamos reclamando el aumento del monto por chico y también de los cupos. Creemos que se necesitan, por lo menos, medio millón de cupos más de comedores escolares”.

En el comunicado el FUDB afirmó que “la gravísima situación requiere de respuestas inmediatas y que se actúe con máxima responsabilidad; solicitamos que los Ministerios de Trabajo y Educación convoquen a una mesa técnica para poder avanzar en estos temas y que se escuchen nuestras demandas”.

Melisa Delgado Niglia