La máxima prioridad será para los alcaldes que todavía pueden revertir el resultado y puede cobijar a funcionarios después de octubre.

Además de dar lugar a la catarsis, contener la oleada de pases de facturas e inyectar una cuota de optimismo antes de volver a subir al ring de la campaña bonaerense, este miércoles María Eugenia Vidal le dará “libertad de acción” a los 68 intendentes de Juntos por el Cambio.

Así lo adelantaron a Diputados Bonaerenses diferentes funcionarios que pasarán esta tarde por la República de Los Niños, en La Plata. “Vidal va a dar libertad de acción para que cada intendente haga la campaña como quiere”, confió un armador del radicalismo.

Sucede que, la arrasadora victoria del Frente de Todos en la provincia, que distanció a Axel Kicillof de Vidal por 17 puntos, se llevó puesto a la mayoría de alcaldes amarillos. En el Conurbano, salvando a Vicente López de Jorge Macri y San Isidro de Gustavo Posse, el resto perdió las PASO y corre serios riesgos.

Otros distritos como La Plata, Bahía Blanca, Mar del Plata, el triangulo clave para balancear la oleada de votos de la Tercera, también quedaron comprometidos.  A ese listado habría que agregarle Berisso, donde el intendente Jorge Nedela, fue ampliamente superado por el peronismo.

En algunas de esas comunas, como es el caso del territorio gobernado por Julio Garro,ya piden repartir la boleta local con la de Alberto Fernández y Axel Kicillof. En este sentido, muchos intendentes no jugaron a fondo con el corte de boleta para tener un termómetro certero del escenario rumbo a octubre.

El resultado fue catastrófico. Por eso se descuenta que la mayoría busque tomar distancia de Mauricio Macri, llevar la campaña a la discusión local y “entregar la boleta como la pidan los vecinos”. Sin rodeos, en octubre “vale todo” y eso mismo trasmitirá la Gobernadora.

Dentro del enfoque local también se fomentará la confrontación directa y el ataque a los puntos débiles de los candidatos a intendentes del Frente de Todos. Por ejemplo,en la reunión de Gabinete platense post PASO ya se habló de “municipalizar totalmente la campaña”.

En las latitudes garristas hubo otro mensaje que es ilustrativo: “Vamos a responder por las cosas que nos podemos hacer cargo”. En La Plata, nadie, ni siquiera el más pesimista, se esperaba una derrota por diez puntos contra el frente peronista que llevaba cinco precandidatos.

Otra de los puntos de apoyo que prestará Provincia para los municipios en alerta roja será bajar una partida especial“Serán prioridad los territorios donde hay chance de ganar, ahí se van a redistribuir los recursos sociales para bancar los distritos”, precisó uno de los asistentes. 

“Quedó muy evidenciado en estas PASO que no hubo una identificación clara de los candidatos locales, hubo una clara falta de gestión política por eso hay que fortalecer a los intendentes”, evaluó una de las fuentes consultadas por Diputados Bonaerenses.

Fuera de la reunión con los caciques amarillos, Vidal tiene previsto encabezar este jueves a la mañana en Gobernación un encuentro con los diputados y senadores provinciales, más todos los candidatos a entrar a la Legislatura bonaerense.

Por otra parte, la cita con los denominados «Sin Tierra», los dirigentes que no gobiernan su distrito y aspiran a sentarse en el sillón, se pasó para el miércoles 28. Allí, se analizará el escenario  para ganar en municipalidades donde no mandan actualmente, algo que asoma cada vez más improbable.

Fuente: Diputados Bonaerenses

Agenhoy