Lo afirmó Marta Márquez, presidenta de la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud (CICOP), quien además denunció el blindaje mediático que tiene la gobernadora Vidal que no permite ver los graves problemas del sector.

Por otro lado, la presidenta de CICOP cuestionó con dureza al flamante ministro de Economía nacional, Hernán Lacunza, al que debieron padecer durante casi cuatro años en territorio bonaerense. “Fue el ministro que llevo adelante la política de ajuste de la gobernadora Vidal”, indicó.  

Además Márquez   relató que Lacunza  fue el funcionario que para el 2019 diseñó el “presupuesto, en salud, más bajo en la historia de la provincia de Buenos Aires”.

“En el tema de las y los trabajadores estatales, las negociaciones paritarias siempre fueron a la baja, siempre argumentando que o había fondos en la Provincia”, contó.

En ese sentido, la gremialista, aseveró que “en el caso particular de los profesionales de la salud, hemos perdido a los largo de estos años, más allá que cada vez pudimos sentarnos a negociar paritarias, pero siempre fue a costa de un plan de lucha sostenido, de conflictos, de paro”.

“Esta cuestión de pensar lo público como un gasto, en lugar de una inversión y de hacer que todo el ajuste que se pretende implementar caiga sobre los trabajadores en general, pero sobre los estatales en particular,  ha sido la marca del Ministro”,  añadió Márquez.

Consultada por la situación de la salud en la provincia de Buenos Aires, la presidenta de CICOP  aseguró: “Esta sumida en una grave crisis  por falta de recursos humanos, faltan profesionales en todas la áreas  y la primera razón de este déficit son los malos salarios que se pagan y las condiciones en que se trabaja”.

Además Márquez agregó: “Hemos tenido durante estos años gravísimos problemas de infraestructura, más allá que se mejoraron y acondicionaron algunas guardias, pero esto no ha sido ni suficiente ni consultado   quienes trabajamos en cada lugar”.

Finalmente la referente del gremio que nuclea a los trabajadores de la salud exteriorizó: “Durante este tiempo se deterioró  de tal manera el sistema de salud de la provincia de Buenos Aires, que por más esfuerzo que hemos puesto los trabajadores, no está garantizado el derecho a la atención  de la salud de los bonaerense, justamente en un momento donde aumenta la demanda porque la población que ha perdido su trabajo, o esta precarizado y  ya no tiene obra social.

NG