Le ganó a Serbia por 97-87 y se ubicó entre los cuatro mejores del mundo en el torneo que se juega en China.

Argentina defendió su invicto en el torneo al imponer condiciones desde un comienzo a partir de un alto goleo en el primer tiempo que le permitió irse al descanso 54-49 arriba en el marcador.

El equipo albiceleste, que viene de ser campeón en los Juegos Panamericanos, jugará semifinales el próximo viernes con el vencedor del partido entre el vigente campeón mundial, Estados Unidos, y Francia, que chocarán el miércoles.

Es la cuarta vez en la historia que llega a esa instancia.

Agenhoy