El grupo chileno Cencosud, dueño del hipermercado Jumbo, centros comerciales como Unicenter y las tiendas Easy, anunció el despliegue de una serie de estrategias para enfrentar la grave crisis que se vive en Argentina, todo con el objetivo de «mantener saludable» la operación.

El plan incluye medidas financieras y otras operativas. Dentro de este último grupo, la compañía decidió prescindir de algunos de los productos financieros «más riesgosos» que se ofrecen en Argentina.

«Estamos eliminando algunos productos, especialmente el anticipo de efectivo, que es tan arriesgado. Es una decisión difícil, porque, por un lado, estamos afectando nuestras ventas, pero, como dije, tenemos una forma conservadora de administrar el negocio en Argentina», dijo en conferencia telefónica con analistas, el gerente de Finanzas de la compañía, Matías Videla.

Al cierre de 2018, Argentina representó el 21% de los ingresos consolidados de Cencosud. Es el segundo país en importancia luego de Chile, que aportó el 41 por ciento. Más atrás se ubican Brasil (14%), Perú (10%) y Colombia (8%). De ahí la relevancia del mercado nacional.

Videla destacó que «tenemos cero deudas financieras en Argentina», para luego agregar que el pronóstico al interior del conglomerado considera un flujo de caja libre positivo para el país, a pesar de la crisis.

María Soledad Fernández, gerente de relación con inversionistas, complementó: «Los resultados argentinos continúan siendo positivos, continúan brindándonos una generación de flujo de caja positiva».

«Es importante decir que Cencosud es una empresa argentina también. Entonces, sabemos cómo manejar la crisis. Estamos seguros de que podemos manejar esta crisis como lo hicimos en el pasado», dijo Videla a los analistas.

Para enfrentar la actual situación, explicó que trabajan para reducir los días de inventario (ante la caída en las ventas) y en cómo utilizar de mejor manera el capital de trabajo.

En Argentina, Cencosud maneja directamente su división financiera. Había trascendido que buscaba ceder el control de esta división (como lo hizo en Chile y Perú), pero hasta ahora la compañía no ha tomado ninguna decisión al respecto. Se estima que esta filial vale entre u$s109 millones y u$s332 millones.

Durante la conferencia con analistas, Videla fue consultado sobre qué tan rápido podrán traspasar la inflación en Argentina a precios, frente a lo cual dijo: «Nuestros clientes tienen un historial en nuestras tiendas. Entonces, todos están sufriendo la crisis. Por eso tenemos que ofrecer a nuestros clientes precios asequibles. Es difícil decir cuánto tiempo pasaremos el 100% de la inflación a pesar de la devaluación, pero lo haremos tan rápido como podamos».

El ejecutivo insistió en que todo el enfoque de gestión está puesto en la generación positiva de flujo de caja libre. «Si ve las oportunidades en el mercado, por supuesto, estamos sufriendo la crisis, especialmente en el área de supermercados. Pero estamos teniendo una oportunidad en Easy», agregó.

Videla destacó el plan del gobierno del presidente Mauricio Macri de subsidiar la construcción. «Es por eso que tenemos un buen nivel de ventas en el área de mejoras para el hogar».

Agenhoy