Un hombre de 36 años fue detenido en las últimas horas por la Policía de la provincia de Buenos Aires, junto a la de Chaco, tras ser encontrado en una casa de la ciudad de Resistencia, acusado de matar a un joven durante una pelea ocurrida en una fiesta el pasado 28 de julio en Florencio Varela.

El imputado, que tenía incluso un pedido internacional de Interpol y un pedido de captura por un robo en Quilmes de hace siete años, fue detenido por efectivos de la Jefatura Departamental Quilmes en colaboración con la policía chaqueña.

De acuerdo a lo informado, el sujeto era buscado luego de herir con un arma blanca a un joven durante una pelea, por motivos que se ignoran, en una fiesta que se llevó a cabo en una casa ubicada en la calle Delia y Piran de Varela. La víctima fue derivada al Hospital Mi Pueblo pero falleció poco después en la cirugía.

“Tras el crimen, supimos que el hombre decidió volver a su provincia natal e intentamos establecer donde se ocultaba”, indicó uno de los investigadores.

En ese marco se pudo determinar que el buscado había ingresado en dos oportunidades en un hospital de la capital chaqueña.

Finalmente, tras varias tareas de campo y seguimiento, se logró ubicar el domicilio en el barrio “La Rubita”   donde se alojaba y fue capturado cuando salía a realizar “mandados”.

El hombre contaba pedido de captura internacional por este homicidio y además tenía pedido de captura vigente por un juzgado de Quilmes por una causa caratulada como “robo calificado” ocurrido en el 2011.
Interviene la UFI N° 1 Descentralizada de Florencio Varela.

Agenhoy