El candidato presidencial del Frente de Todos, afirmó este jueves que la Argentina “no tiene ninguna posibilidad de caer en default” si gana las elecciones de octubre y agregó que “nadie puede plantear seriamente una quita”, al hablar en el seminario Democracia y Desarrollo que se realizó en el museo Malba.

Además, Fernández admitió que “es muy difícil bajar la inflación” y sostuvo que si resulta electo presidente partirá de un escenario “muy complicado”, pero aclaró que “lo último que haría sería copiar alguna de las medidas de Guillermo Moreno, que le hizo un enorme daño a la economía argentina”.

El ex jefe de Gabinete rechazó además la posibilidad de impulsar restricciones a la compra venta de dólares.

“El cepo es poner una piedra en la puerta giratoria; efectivamente no sale nadie, pero tampoco entra nadie”, sostuvo.

Por otro lado, también pidió dejar atrás la grieta y aseguró que “debería avergonzarnos” situaciones como “poner figuras de los periodistas para que los escupan” así como agresiones que recibieron Agustín Rossi y Axel Kiciloff en el pasado. “Eso no puede volver a pasar entre nosotros”, subrayó.

AgenHoy Digital