Lo afirmó el candidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández. Sostuvo que Macri no tiene que mezclar la campaña con la gestión y habló sobre Massa y la unidad.

«Lo que se necesita es que no mezcle la campaña con la presidencia. Tiene que cumplir su rol, y prestar atención. El daño que se ha hecho difícilmente se pueda reparar en 2 meses. Pero lo que pueda hacer para mejorar, bienvenidos sea», expresó.

Asimismo agregó que «más que la gobernabilidad, lo que más me preocupa es la tranquilidad de la gente. La gobernabilidad es abstracto: quiere decir que no tenga sobresaltos. No conozco un presidente que no los haya tenido. Creo que uno debe ayudar a la gobernabilidad en tanto y en cuanto esto signifique tranquilidad y mejoras para la gente».

«A Macri le dije: ‘Hablame todas las veces que hagan falta y yo te ayudo, pero tené en cuenta que yo no soy el presidente, soy candidato’. Francamente entiendo su incomodida, está en una situación difícil, pero es él el que tiene que decidir», opinó Fernández.

«Tampoco uno tiene magia para resolver problemas. Hoy, el poder para resolver lo tiene Macri», sentenci{o en otro momento de la entrevista radial.

Sobre los mercados el lunes post elecciones: «Fue lo que inculcaron durante años y con su gran campaña: eran ellos o el caos, eran ellos o Venezuela. Fue una profesión autocumplida: si ellos perdían iba a pasar lo que pasó».

«La historia demuestra que nosotros resolvemos problemas. Lo que le pasa a los mercados es que sabe que hoy el Gobierno debe pagar 200 millones y para contener el dólar van a tener que vender decenas de millones de dólares», manifestó.

Respecto del uso de reservas para frenar la divisa estadounidense, dijo que «pareciera que están decididos a liquidar las reservas para que el dólar no se escape. Y se sigue escapando. Recordemos que llegó a costar 67 pesos. Lo logramos bajar a 57, 58. Hay que hacer un esfuerzo pero no al costo de liquidar reservas todos los días».

«No creo que tengamos que ir a una bimonetización. La convertibilidad fue un plan que se utilizó para detener la inflación. Pero para ser un programa económico no sirve. Porque uno se olvida de la moneda. ¿Cómo terminó la Argentina? Terminó en una recesión furibunda», afirmó y planteó que la solución es «hacer una moneda fuerte, que ahora va a demandar mucho esfuerzo».

Por otra parte, también cuestionó a Macri por pedirle esfuerzo a la gente:
«A la gente no se le puede pedir más esfuerzo. Ha llegado la hora de que empiecen a recibir. Macri para combatir la inflación utilizó un método perverso: pensar que bajando el consumo, bajaba la demanda y bajando la demanda bajan los precios. Si bajas el consumo, baja la producción, si baja la producción baja el empleo y se genera pobreza. ¿Qué produjo Macri? 5 millones más de pobres. Gente que era de clase media».

Respecto a la situación política, explicó que «no hay un presidente alterno, no hay presidente electo. Hay que ser respetuoso de esas cosas. Por respeto al presidente, uno no puede hacer otra cosa». Además afirmó que su tarea no es co-gobernar, «no me votaron para eso. Comprendo lo que pasó, comprendo la difícil situación en la que quedó parado, va a contar con mi institucionalidad, pero yo no tomo las decisiones en su nombre. Y tampoco quiero que me involucren en sus decisiones».

Frente a las preguntas sobre la unidad del peronismo y las refencias a Sergio Massa y Miguel Pichetto, argumentó que «La unidad sin Massa no hubiera sido unidad. Y en ese sentido sumó mucho. Me acompañó siempre que pedí que me acompañe, en las giras por Córdoba, Mendoza, Santa Fe. Y Sergio suma, porque el Massismo existe. Sería muy buen presidente de la Cámara».

Sobre el ahora candidato a vicepresidente de Juntos por el cambio consideró que «sintió que no tenía lugar entre nosotros. Y creo que tomó una decisión equivocada, de esas de las que es difícil volver».

En referencia a la convocatoria a un reunión, Fernández confirmó que «tal vez vaya Nielsen, no sé».

Por último, fue contundente sobre un posible default: «No queremos una Argentina en default porque nadie la ha padecido más que nosotros. Lo que pido es que la Argentina no caiga en ese estado»

Agenhoy