El presidente de la banca del Frente Renovador, Rubén Eslaiman, presentó un proyecto para declarar la Emergencia Alimentaria por un año en toda la Provincia de Buenos Aires.

La iniciativa lleva el apoyo de todos los bloques opositores que hoy conforman el Frente de Todos.

El proyecto establece que “el Poder Ejecutivo Provincial gestione un aporte extra del gobierno nacional para que refuerce la asistencia económica y alimentaria que realiza de manera directa a diferentes comedores y merenderos de toda la provincia de Buenos Aires para que puedan cubrir las necesidades de niños y adultos que se encuentran en estado de vulnerabilidad”.

Asimismo, propone la apertura de nuevos comedores escolares y copas de leche en todas las escuelas de ciclo primaria, secundaria y terciaria y que funcionen durante los fines de semana, como así también el gobierno de Vidal garantice la provisión de medicamentos para todos los hospitales y centros de salud.

“No podemos esperar a que el Gobierno Nacional reaccione como se le está pidiendo y declare en consecuencia la emergencia alimentaria en el país. Por ese motivo, impulsamos este proyecto para avanzar en nuestra Provincia”, indicó Eslaiman.

Según informaron, los bloques opositores pedirán una sesión especial en la Cámara de Diputados para tratar la iniciativa.

Agenhoy