Lo indicó el economista y periodista Mariano Kestelboim, luego de conocerse que la moneda extranjera aumentó un 11, 5 %  y en las sucursales del Banco Nación se vende al público a $51,50. En los bancos privados, el billete verde alcanza un rango de 60 a 65 pesos.

“La gente cuando está en esta situación de incertidumbre busca refugio en el dólar”, señaló Kestelboim. Y agregó: “Cuando empieza un rally alcista es muy difícil determinar cuál va a ser la trayectoria de finalización y la cotización del dólar depende muchísimo de la fortaleza política del gobierno”.

Consultado acerca de que si la disparada del dólar es una estrategia del gobierno,  para  demostrar que son los que pueden contenerlo y así tener alguna chance en octubre, el profesor de la Universidad Nacional de Avellaneda,  manifestó:

“Lo que hacen es lo que hicieron en estos cuatro años de mandato, hacer negocios para ellos, para sus amigos, conocidos, y tratan de conciliar esos negocios con la gobernabilidad y para ello tuvieron un ayudón enorme del FMI, pero ya la plata del Fondo se está acabando, ahora va a ver que empezar a pagar las deudas que fueron contraídas con el organismo internacional y con otros acreedores, y ya se les acabó el crédito político, hoy no especulan con nada”.

De esta manera, Kestelboim añadió: “Creo que van a tratar de aprovechar estos poquitos meses que el quedan en el poder para ganar más plata, enriquecerse aún más, las estrategias políticas ya no cuentan, ahora es puramente negocio”.

Finalmente, el economista habló   de  hasta cuanto puede  llegar a valer la moneda extranjera en este contexto:  “En un proceso de tanta incertidumbre y volatilidad hoy el dólar puede superar claramente los $60 , pero el equilibrio  con el resto de los precio como esta, sin grandes ajustes, es de 55”.

“De todas formas, desde ya, los precios se van a volver a mover con el valor del dólar y el nuevo punto de equilibrio va ser más alto, esto es sistema explosivo, aumenta uno y aumenta los otros”, puntualizó.

Escucha la nota completa:

NG