A contramano de las medidas de austeridad que impone una crisis, dos días después de la derrota de las PASO, y a menos de 120 de terminar su mandato, la administración de María Eugenia Vidal efectivizó el pase a planta permanente de casi 40 trabajadores.

El gran ganador fue su ministro de Gobierno, Joaquín de La Torre, pero el rol del ex ministro de Economía, Hernán Lacunza, fue crucial.

La medida se expresó en dos decretos fechados el 13 de agosto, llevan la firma de María Eugenia Vidal, Federico Salvai, Joaquín De la Torre y el exministro de Economía Hernán Lacunza, y confirman el pase a planta permanente de 38 trabajadores del Ministerio de Gobierno.

Los decretos fueron publicados hoy en el boletín oficial. En el primero se disminuyen 18 cargos de planta temporaria del Ministerio de Gobierno, que comanda De la Torre, y se crean la misma cantidad de cargos en planta permanente dentro de la misma jurisdicción.

Se trata de un cargo de ordenanza, 10 cargos de “Técnico registral inicial”, seis cargos de abogados para la secretaría de Asuntos Municipales y uno de analista de tareas y procedimientos.

Agenhoy