El secretario general de la CGT, advirtió que todavía no se sabe si las decisiones adoptadas por el gobierno nacional tras el resultado adverso de las PASO para el oficialismo «subsanarán» la situación, o si se trata de «una crisis que está en desarrollo», y sostuvo que las medidas que «hay que verlas en los papeles».

«Hoy hay un escenario distinto al del día lunes. Ayer nosotros reclamamos fuertemente dejar de lado la crispación, correrse un poco de la campaña y atender a lo que nos estaba pasando a los argentinos», señaló Daer en declaraciones radiales.

En ese sentido, el dirigente dijo ver «con agrado» que desde el Poder Ejecutivo hayan tomado en cuenta lo que desde la central obrera se venía planteando «desde hace mucho tiempo», sobre todo «la decisión política de intentar, a través de los instrumentos del Estado, de qué manera se puede proteger a la población de los avances que muchas veces tienen que ver con posiciones especulativas de sectores financieros».

«El compromiso de la CGT es acompañar el proceso institucional que tiene la democracia, es decir llegar a las elecciones del 27 de octubre y a la renovación de autoridades del 10 de diciembre», reafirmó Daer, quien insistió, en exigirle al Gobierno que «utilice los instrumentos del Estado para no radicalizarse en la propuesta que venían sosteniendo y que fueron reprobadas por la población» en las primarias PASO.

Planteó que el Gobierno debe entender que «tiene que gobernar hasta el final de su mandato», y reiteró que, con las medidas anunciadas y la convocatoria para el miércoles de la semana próxima al Consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil, «hay un escenario distinto al del día lunes».

Por otro lado, Daer remarcó que, más allá de la devaluación cambiaria y del impacto que es acarrea en la inflación, » desgraciadamente hay empresas que han generado un corrimiento de precios absolutamente injustificado», con lo cual insistió en su reclamo de «responsabilidad también a los empresarios» en este contexto.

LF