Estar enojados es parte de la naturaleza humana, sin embargo, cada uno pude elegir qué respuesta dar, que actitud tener y que vas hacer con esa ira. “Primero necesitamos hacernos cargo, de lo que estamos sintiendo, porque esa es una parte muy importante y muchas veces la pasamos por alto”, indicó la psicóloga social.

“Al ser una emoción primero se siento, después pasa al plano del pensamiento”, explicó De Cicco. Y reveló: “Cuando siento algo me genera una adrenalina, es como un motor corporal que me lleva a tener una reacción y ahí está el punto donde cada uno puede hacer la diferencia”.

En ese sentido, la también maestra de Reiki indicó que frente al enojo el “gran desafío es tomarse el momento de pausa”.

“No es lo mismo hablar con el otro, a que se vuelque todo el enojo, toda la furia, las palabras hirientes, la mala contestación, no es lo mismo lo que el otro pueda sentir, si cada uno, en primer lugar, hace algo con su enojo y después comunico al otro lo que necesite comunicarle”, contó.  

Así, De Cicco expresó: “Es un tema de empezar a tomar conciencia, cuando no estás acostumbrado tenes que empezar a incorporar el hábito ¿Por qué no tenemos ese hábito?, porque no hemos tenido una educación emocional desde chiquititos donde nos enseñaran que cuando estamos enojados, o tristes, podemos hacer algo con esa energía emocional”.

Finalmente, la Psicóloga social manifestó: “No hay un solo nivel de conciencia en el que podemos responder el enojo, a medida que empezamos a prestarnos atención, podemos evolucionar y podemos elegir las distintas respuestas al mismo estimulo”

“La invitación es que antes de tirarle la batería de reacción, que se te activo por el estímulo que el otro te dio, es que tomes ese paréntesis, donde pones una distancia entre el estímulo que recibiste y la respuesta que vos brindas”, relató  

También De Cicco   afirmó; “Lo importante es poder hacer algo distinto que te lleva a un lugar un poquito más saludable en la relación con vos mismo y cuando eso sucede, tenes ese cuidado y podes prestarle atención al otro”.

Escucha la nota completa:

NG