Se espera que los primeros datos oficiales se den a conocer a las 21 horas. Conoce los lugares elegidos por los candidatos bonaerense para esperar la definición.

Concluido el tiempo de votación y con el 75% de los sufragios emitidos, los precandidatos para la gobernación bonaerense María Eugenia Vidal y Axel Kicillof ya se preparan para esperar el conteo definitivo que hasta el momento tiene un final abierto.

En un conteo en base a 800 mesas testigos que coordina el jefe de Gabinete Federico Salvai, la gobernadora tendrá hacia las 9 de la noche sus propios datos para apagar la ansiedad a la espera del escrutinio oficial.

El bunker de Juntos por el Cambio, seguirá siendo por cábala, en Costa Salguero. El inmenso dispositivo montado para la fiscalización les dio en 2015 y 2017 cifras casi exactas a las otorgadas por la Junta Electoral.

Esta mañana, Vidal cumplió con su sufragio en la mesa 658 del Colegio Parroquial Don Bosco, ubicado en Salcedo 2098, del partido de Morón. Luego de acompañar a su hija al cuarto oscuro dejó unas palabras.

«Estoy muy tranquila. Va a ser un domingo en familia como siempre. Espero que todos los argentinos y los bonaerenses vayamos a votar porque es nuestra oportunidad de hacer oír nuestra voz», dijo la gobernadora.

Por otro lado, desde el entorno del precandidato del Frente de Todos confirmaron que Kicillof esperará los resultados en su oficina, para luego cerca de la hora de oficialización de los datos llegar hasta el búnker ubicado en el centro cultural Complejo Art Media, en la avenida Corrientes al 6200.

«Hablé con Alberto y estamos muy contentos, muy optimistas. La situación está brava en todos lados, pero hoy vemos que está todo el pueblo y la provincia de Buenos Aires movilizada y con ganas de que las cosas mejoren», aseguró el diputado luego de votar en la Primaria N°10 de pilar.

En tanto, el PJ montó un ejercito de fiscales para controlar el conteo en cada escuela. A su vez, como estuvo en duda la transparencia del escrutinio provisorio a cargo de Smartmatic, se desplegaron más de 5 mil técnicos informáticos para controlar los datos.  

Asimismo, un equipo coordinado por la senadora provincial Teresa García capacitó a personas en toda la provincia para el trámite clásico en las mesas, pero además, para que desarrollen tareas de control como fotografías de las actas a modo de garantía.

Fuente: Diputados bonaerenses

Agenhoy