Diego Bialolenkier  también quedó por 7 años inhabilitado para ejercer. La anestesista fue absuelta. Continúa la investigación por encubrimiento a las autoridades del Sanatorio La Trinidad.

El endoscopista Diego Bialolenkier fue condenado a tres años de prisión en suspenso por homicidio culposo y la anestesista Nélida Puente fue absuelta por el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional número 8 de Capital Federal, por la muerte de la periodista Débora Pérez Volpin.

El tribunal resolvió además que el endoscopista sea inhabilitado por siete años para ejercer.

Los jueces también ordenaron que se investigue al sanatorio La Trinidad por el posible delito de encubrimiento.

La periodista Pérez Volpin murió durante una endoscopia que se realizó el 6 de febrero de 2018, en el sanatorio de La Trinidad de Palermo.

El abogado Diego Pirota, representante de la familia de Pérez Volpin, quien había pedido hoy la condena de cuatro y cinco meses de prisión para el endoscopista Bialolenkier y tres años en suspenso para la anestesista Puente, destacó el fallo del tribunal y dijo que para la familia «se hizo justicia».
  

Agenhoy