El Indec realizó una nueva Encuesta Permanente de Hogares (EPH) y de allí se remarca que en Argentina hay una 49.6% de pobreza infantil, mientras que la indigencia trepa al 11.3%. De esta manera, quedó demostrado que los mayores afectados por la crisis económica son los menores de 14 años.

El último año, la indigencia creció un 3.5% y la pobreza ascendió a 11.4%.

Entre los que tienen entre 15 y 29 años, la pobreza aumentó del 30,5 al 40,1%

Dentro de estos índices, entre 30 y 64 años, la pobreza subió del 21,1 al 29,4%. Y más de 65 años, de 6,1 al 9,1%.

Con estos porcentajes, uno de cada 2 niños menores de 14 años vive en hogares pobres, con un total de nada menos que 5.000.000 de chicos pobres, de los cuales casi un millón son indigentes.

Melisa Delgado Niglia