El presidente de la Cámara de distribuidores y Autoservicios Mayoristas (Cadam), Alberto Guida, aseguró hoy que «si en algunos lugares se percibe un quiebre de stocks es por una cuestión puntual, pero no veo riesgo de desabastecimiento o expectativa sobre una situación de esa naturaleza».

Además, Guida comentó los anuncios del Gobierno nacional en declaraciones a radio FM de la Universidad Nacional de General Sarmiento y sostuvo que las ayudas anticipadas «van a ir compensando» a los consumidores, pero advirtió que «en 30 o 60 días habrá una pérdida de poder adquisitivo».

«Lo más importante es el alivio para las PyME en cuanto a una moratoria impositiva, lo necesitaban imperiosamente y lo vemos muy positivo», evaluó el empresario.
También admitió luego que «las mejoras para determinadas situaciones van a tener un impacto», pero advirtió que «estos dos meses van a continuar el proceso recesivo: no hay posibilidad de recuperación en el bolsillo del consumidor con aumento de precios de 15 a 20% y vamos a tener una situación de consumo probablemente inferior a la actual».

Guida recordó que gran parte de los acuerdos paritarios tienen en consideración la inflación para el ajuste final, «pero eso viene por detrás; primero se da la inflación y después la recomposición».

«Hasta la semana pasada se estaba estabilizando el consumo con una posición de precios razonablemente estable, pero ahora otra vez se descompone la situación y volvemos al principio», añadió.
El empresario relató que «el lunes una parte de los proveedores suspendió sus ventas, pero ya el martes volvieron a abastecer con algunas subas, como la del aceite un 20% y los pañales 15%».

«El 80% de los insumos de productos de consumo masivo es importado y el dólar le pega directamente, mientras productos como la harina y el aceite son commodities, tienen valor dólar y la incidencia es enorme; por eso los aumentos que vienen serán en un promedio de 15%, algunos de 10% y otros de 25%», concluyó Guida.

Fuente: Télam

AgenHoy Digital