El 18 de julio de 1994, a las 09.53 de la mañana, una bomba hizo estallar el edificio de la Asociación Mutual Israelita Argentina. 85 personas murieron y cerca de 300 resultaron heridas. Familiares y amigos de las victimas aún continúan reclamando justicia.

En su editorial radial, el Coordinador General de Agenhoy, realizó un homenaje a las víctimas, a las 85 historias truncadas que quedaron bajo los escombros de aquel edificio de la calle Pasteur 633, en pleno barrio de Once

“Lo más difícil de todo esto no son las promesas, sino las acciones concretas que sucedan para poder esclarecer quienes fueron los responsables de este asesinato en masa que hubo en la AMIA”, señaló Zarlenga.

“Hoy es un día de duelo nacional y lo será siempre, para recordarnos que definitivamente se necesita sinceramiento y cuidado absoluto en los que tiene la potestad de protegernos”.  

Una vez más, a 25 años de aquel atentado, Zarlenga instó a los argentinos “acompañar a los familiares, amigos y elevar una plegaria, un pensamiento por todos los que murieron”.

Escucha la emotiva columna:

NG