Con menor «espalda» económico-financiera que las grandes cadenas de hipermercados, el denominado comercio de proximidad entrará en fase de desabastecimiento en las próximas horas si los mayoristas no entregan mercadería.

Así lo afirmó la presidenta de la cámara de supermercados chinos Cedeapsa, Yolanda Durán, y dos directivos de la Federación de Autoservicios y Almacenes bonaerense (FABA). «Si bien el fenómeno es nacional, la situación va a ser grave en el Conurbano en caso que en dos días los mayoristas no vendan en cantidad importantes», afirmó Durán.

 Los supermercados también están en pie de guerra contra la industria porque les aumentaron los precios de las entregas que ya se habían pactado. «Una de las alimenticias más grandes suspendió la venta de harinas y aceites, también Unilever dejó de entregar. AGD no tiene precio del aceite y Molinos Cañuelas está entregando pero con aumentos.

Las marcas más chicas suspendieron las entregas. Son empresas en mejor posición porque tienen un canal de distribución con representantes y directamente no sacaron a la calle a los vendedores», advierten desde la Cámara de Mayoristas.

NG