Se estima que en el país quedan apenas 50 ejemplares de Alouatta guariba o carayá rojo. La investigadora del CONICET que participó de la revisión de la IUCN explica cómo se lo puede proteger.

El carayá rojo o mono aullador rojo (Alouatta guariba), una especie endémica del Bosque Atlántico que se extiende entre Argentina y Brasil, fue incluido entre los 25 primates más amenazados del mundo, en una lista que publican cada dos años la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) y la Sociedad Internacional de Primatología (IPS).

Se estima que una de las principales causas de su extinción son los recurrentes brotes de fiebre amarilla.

Es preciso destacar que el listado “Primates en Peligro” se confecciona con el objetivo de generar un llamado de atención a los organismos gubernamentales para que tomen medidas ante la inminente extinción de las especies incluidas.  Esta categorización será especialmente tenida en cuenta para la implementación del Plan Nacional de Conservación de Primates, en el que están trabajando investigadores del CONICET junto con otros actores gubernamentales y sociales.

Segñun explicó Luciana Oklander investigadora adjunta del CONICET “además de la pérdida de su hábitat, que es un factor que afecta a muchos animales a nivel global, el mono aullador rojo se enfrenta a otra amenaza muy concreta, que es la de la fiebre amarilla. El último brote, que comenzó a fines del 2016 afectando a gran parte del sudeste de Brasil y que afortunadamente no llegó a Argentina, causó la muerte de miles de monos y devastó poblaciones tanto de Alouatta guariba como de Alouatta caraya”.

El mono aullador rojo habita al este de la provincia de Misiones y, de acuerdo a las estimaciones realizadas por los investigadores, en Argentina quedan apenas 50 ejemplares

LF