Durante viernes, sábado y domingo fueron más de 700 los vuelos que partieron desde o hacia alguno de los 56 destinos que opera Aerolíneas dentro y fuera del país.

Según informó la compañía, de acuerdo a las proyecciones realizadas, durante las vacaciones de invierno la empresa estima transportar hasta un 20% más de pasajeros en relación al mismo período del año anterior, con un crecimiento mínimo esperado del 15%.

La ocupación promedio proyectada para toda la red durante los próximos 15 días alcanzará picos del 88% y se ubicará en torno al 80% para cuando finalice el receso invernal.

Las 10 rutas domésticas más elegidas durante el fin de semana en función del nivel de ocupación de los vuelos fueron: Buenos Aires –Mendoza (99%), Buenos Aires – Bariloche (96%), Buenos Aires – San Rafael (98%), Buenos Aires – Trelew (97%), Iguazú – Rosario (97%), Buenos Aires – Tucumán (96%), Buenos Aires – San Martín de los Andes (96%), Mar del Plata – Córdoba (95%), Bahía Blanca – Ushuaia (94%) y Buenos Aires – Esquel (94%).

Por su parte, en cuanto a las partidas internacionales, destacan por sus niveles de ocupación: Buenos Aires – Roma (100%), Buenos Aires -Cancún (100%), Córdoba – San Salvador de Bahía (99%), Buenos Aires – Puerto Seguro (99%), Buenos Aires – Río de Janeiro (98%), Buenos Aires – Madrid (97%), Buenos Aires – Santiago de Chile (97%), Buenos Aires – San Pablo (96%), Buenos Aires – Punta Cana (96%) y Buenos Aires – Lima (96%).

Cabe recordar que, durante los meses de julio y agosto, la compañía, dispuso 1.800.000 asientos a sus principales destinos turísticos de invierno, lo que se traduce en un refuerzo que supera en un 10% la oferta del año anterior. La oferta para dicha temporada se compone de los 900.000 asientos disponibles para los destinos de nieve y 900.000 para el centro y norte del país.

Melisa Delgado Niglia